En el 2017, la inteligencia artificial se consolidará como una tecnología con mayor presencia en asistentes cada vez más sofisticados en el celular y sistemas avanzados capaces de brindar recomendaciones en sectores como la salud, la agricultura y el área del transporte.

En la salud será más frecuente que los médicos complementen sus diagnósticos con análisis de una máquina capaz de evaluar múltiples opciones de tratamiento y sus posibles consecuencias. En la agricultura se hará más óptimo el uso de recursos naturales y se mejorará la calidad de los productos cosechados gracias al análisis de datos. En el sector de transporte, los carros autónomos ganarán fuerza.

La realidad virtual se filtrará en las actividades cotidianas y dejará de ser una tecnología presente solo en el segmento de videojuegos y de entretenimiento.

A estas tendencias se suma el crecimiento del Internet de las Cosas, que incluye alarmas operables desde el celular, drones que caben en la palma de la mano, sistemas de luces inteligentes de bajo costo y neveras provistas de pantallas y conectividad.

‘Ransomware de las cosas’, tiendas de aplicaciones infectadas y amenazas contra la infraestructura crítica
se prevé un aumento en los ataques a dispositivos propios del internet de las cosas.

Acceso de Miembros